jueves, 4 de mayo de 2017

Buscando a Alaska



Nombre: Buscando a Alaska

Autor: John Green

Páginas: 256

Género: Novela Juvenil

Cansado de su aburrida existencia, Miles, de 16 años, se muda a un colegio internado para ir en busca de lo que el poeta Rabelais llamó el <<Gran Quizá>>. Ahí, su recién descubierta libertad y una enigmática chica, Alaska, lo lanzan de lleno a la vida. Pero cuando Miles se siente que está por alcanzar su objetivo, una tragedia inesperada amenaza con arrebatárselo.

Tengo una relación amor-odio con John Green, escomo que nunca alcanza a llenarme por completo sus obras. A pesar de que su prosa es bastante fácil, a veces la encuentro aburrida y leer libros de él sin que me obliguen es bastante complicado. Este libro en particular me ha gustado y me ha atrapado bastante. A pesar de ser muy corto no me quede con ganas de más porque su desenlace es bastante bueno y no te deja con interrogantes.

Miles me hace acordar a mi mejor amigo y eso ayudó a que siguiera con la historia. El personaje de Miles también me hace acordar en algunos aspectos a mí y pues el hecho de que ambos hubiéramos conocido una Alaska en nuestras vidas hizo que me interesara aún más en el libro. No me encariñe con ningún personaje, pero si pude divertirme con ellos. Que es una característica de John Green ser irónico, y darle humor a cosas que no lo encontraríamos por nosotros mismo o personas como yo que no somos irónicas. Miles afronta un suceso inesperado y podemos dividir el libro en dos partes antes y después, pero estoy segura que el autor quería darle a entender a los lectores que siempre existe un antes y un después en nuestras vidas, y no es malo verlo.

El final del libro fue bastante inesperado para mí, que ni siquiera había leído la contratapa. He recomendado mucho este libro a varias personas que necesitan un empujón en sus vidas para nuevos cambios. El tema principal que trata el libro me pareció muy bueno y haberlo leído con la edad que tengo, que es edad de cambios, nuevos rumbos y empezar a vivir hizo que me diera cuenta de que a veces hay que arriesgarse a buscar tu <<Gran quizá>> y no vivir con el miedo de que si sale mal porque al fin te quedan las experiencias vividas y eso es lo más valioso de todo.

3/5


No hay comentarios:

Publicar un comentario