martes, 9 de enero de 2018

Rodolfo Walsh




Rodolfo Jorge Walsh, mejor conocido como Rodolfo Walsh, nació en Pueblo Nuevo de la Colonia de Choele-Choel (que desde 1942 tomó el nombre de Lamarque), en la provincia de Río Negro, Argentina el 9 de enero de 1927. Fue un periodista, escritor y traductor que hizo parte de las organizaciones guerrilleras FAP y Montoneros. Es especialmente recordado y reconocido por la lucha que mantuvo contra el terrorismo de Estado, y por ser uno de los pioneros en la escritura de novelas testimoniales, entre las que se destaca: “Operación Masacre”, considerada históricamente la primera novela de No-ficción, aunque también fue escritor de ficción en el que se desenvolvió en el género policíaco.
Fue criado en el seno de una familia conservadora de ascendencia irlandesa. Tras arribar en 1941 a Buenos Aires, se vio forzado a asistir al Instituto Fahy de Moreno, un colegio de sacerdotes irlandeses para niños que obligatoriamente tuviesen ascendencia de esta nacionalidad. Rodolfo Walsh había estado anteriormente en otro colegio religioso a cargo de monjas, pero fue este colegio el que dejó profundas huellas en él que se reflejan en la escritura de tres de sus cuentos del denominado “El ciclo de los irlandeses”: Irlandeses detrás de un gato, Los oficios terrestres y Un oscuro día de justicia, publicados en tres libros distintos.
Posteriormente, cursó dos años de la carrera de Letras en la Universidad de La Plata, la cual dejó de lado? para emplearse en diversos oficios: oficinista de un frigorífico, obrero, lavacopas, vendedor de antigüedades e incluso limpiador de ventanas.

Ya a sus diecisiete años, Ricardo Walsh comenzó a trabajar como corrector en la editorial Hachette y a los veinte, redactó sus primeros textos periodísticos, publicando artículos y cuentos en diversos medios de Buenos Aires y La Plata.

Desde 1951 hasta 1961 se empleó en las revistas: Leoplán, Panorama, y Vea y Lea, continuando además en la editorial Hachette como traductor.

En 1953 publicó su primer libro de cuentos: “Variaciones en rojo”, que mereció el Premio Municipal de Literatura de Buenos Aires, y ese mismo año hizo “Diez cuentos policiales argentinos”, la primera recopilación de autores nacionales de este género, y un año más tarde: “Antología del cuento extraño”.

A mediados de 1956, se produjo un levantamiento militar contra el gobierno que había derrocado a Juan Domingo Perón casi un año antes, en septiembre de 1955. Dicho levantamiento fue reprimido y durante la madrugada del 9 y el 10 de junio, nueve civiles fueron detenidos y fusilados en un basural de José León Suárez, junto a un club alemán. Walsh, presenció el levantamiento y los combates callejeros en La Plata, donde entonces residía, y meses más tarde, en un bar al que acostumbraba ir, un hombre se le acercó y le dio la primicia que cambiaría su vida: “Hay un fusilado que vive”.

De esta manera, Walsh consiguió identificar al sobreviviente como Juan Carlos Livraga, al que entrevistó, y por quien pudo tener conocimiento de que había otros sobrevivientes.


Así, los meses siguientes fueron sumidos en un febril trabajo de persecución y búsqueda, interrogando a conocidos, vecinos y sobrevivientes. Walsh inclusive alquiló una casa en el Delta de Tigre bajo el nombre falso de Francisco Freire, y tras unos meses, escribió la primera versión de lo que luego sería “Operación Masacre”, obra que salió a la luz en 1957. La cual, en reediciones posteriores (1964, 1969, 1972 y 1974), fue rectificando datos, agregando y suprimiendo prólogos y epílogos, comentando el impacto del libro a través de los años y demostrando también la evolución de su pensamiento que fue encaminándose hacia la militancia política y alejándose cada vez más de la escritura de ficción.

Sumado a esta, redactó otras celebradas obras de investigación periodística como: Quién mató a Rosendo (1969) y El caso Satanowsky (1973).

Fue también uno de los fundadores de la agencia cubana de noticias Prensa Latina, y a su retorno escribió los cuentos de Los oficios terrestres (1965) y Un kilo de oro (1967) y las obras de teatro: La granada y La batalla (ambas de 1965).

En 1974, se rodó la película “La Patagonia Rebelde” basada en la novela de un compañero de su generación: Osvaldo Bayer, un filme que causó un enorme malestar entre los miembros de las fuerzas armadas argentinas de aquellos años.

Así, Walsh decidió no exiliarse y permanecer en la Argentina hasta que apenas comenzado el ataque terrorista del golpe militar, en 1977 fue sacado a la fuerza de su casa y conducido hacia una muerte casi segura.


Rodolfo Walsh, fue uno de los más de treinta mil desaparecidos durante la dictadura militar de los años 1976-1983. Todo esto, debido a que estaba vinculado al sindicalismo de izquierda y a la publicación que había hecho tras El Golpe de Estado de 1976 de “La carta abierta a la Junta Militar”.

La obra de Rodolfo Walsh se inició con la publicación de Variaciones en rojo (1953), compuesta por tres relatos de clásico corte policial al estilo anglosajón: enigmas que un detective, en este caso un corrector editorial de pruebas, logra dilucidar a través de inferencias inteligentes, y de datos y detalles desapercibidos para el lector pero reveladores para el detective. En esa línea, ese mismo año compila la antología Diez cuentos policiales argentinos, donde incluye su propio "Cuento para tahúres".

Los acontecimientos que tuvieron lugar entre la caída de Perón y la consolidación del nuevo gobierno modificaron la inicial indiferencia política de Walsh. En efecto, para denunciar el fusilamiento sumario, en 1956, de un grupo de opositores al nuevo régimen en la localidad bonaerense de José León Suárez, escribió en un periódico lo que más tarde, bajo la forma de libro, se publicó con el título de Operación Masacre (1957). Aquí el detective deviene periodista, y el periodista pasa de la investigación del delito individual, del caso policial, a la investigación del crimen social y político. De este modo, y tal vez sin ser del todo consciente de su aporte, Walsh sienta en Argentina un precedente de lo que más tarde se conocerá en Estados Unidos como "novela de no ficción".

En El caso Satanowsky (1958), Walsh dirige su denuncia contra los más altos responsables de la llamada Revolución Libertadora: si antes se centró en los fusilamientos de Suárez, ahora trata de los casos de corrupción, extorsión y asesinato vinculados a la lucha por el poder y la propiedad del diario La Razón de Buenos Aires. Como en un buen relato policial, hay un cadáver, encubridores, cómplices, pistas falsas y la consiguiente investigación. Pero, a diferencia de la ficción del género policial, todo lo que se relata en el libro de Walsh está documentado, es verídico. El arte del autor consiste en volverlo verosímil, a través de los procedimientos propios de la literatura.

La confusa muerte de un líder sindical es reconstruida con los mismos artificios en ¿Quién mató a Rosendo? (1969). Por otra parte, en los volúmenes de relatos Los oficios terrestres (1966) y Un kilo de oro (1967) Walsh demostró un talento singular para la construcción de cuentos de alta perfección formal. "Esa mujer", un cuento cuyo personaje principal es Eva Perón y que pertenece al primero de los volúmenes citados, es uno de los relatos más conocidos y representativos del autor.

En 1974 se rodó la película La Patagonia Rebelde, basada en la novela de un compañero de generación, Osvaldo Bayer; el filme causó un enorme malestar entre los miembros de las fuerzas armadas argentinas de aquellos años. Así las cosas, Walsh resolvió no exiliarse y permanecer en la Argentina hasta que, apenas comenzada la escalada terrorista del golpe militar, fue sacado a la fuerza de su casa y llevado hacia una muerte casi segura. Rodolfo Walsh fue uno de los más de treinta mil desaparecidos durante la dictadura militar de los años 1976-1983. La desaparición de Rodolfo Walsh en 1977, después de haber escrito una "Carta abierta a la Junta Militar", influyó durante años la lectura de su obra. Pero cuando sus textos volvieron a estar libres de prohibiciones y censuras se comprobó que, junto a la figura del militante político, se erigía la de uno de los narradores más sólidos y dotados de la segunda mitad del siglo XX en Argentina.

principal al enemigo del Pueblo.
  • (1953) Diez cuentos policiales
  • (1953) Variaciones en rojo
  • (1957) Antología del cuento extraño
  • (1957) Operación Masacre
  • (1965) La granada y (1965) La batalla
  • (1965) Los oficios terrestres
  • (1967) Un kilo de oro
  • (1969) ¿Quién mató a Rosendo?
  • (1973) Un oscuro día de justicia
  • (1973) El caso Satanovsky
  • (1987) Cuento para tahúres y otros relatos policiales
  • (1995) Ese hombre y otros papeles personales
  • (1995) Rodolfo Walsh - El violento oficio de escribir

〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰〰


No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Hola! Nos encanta leer lo que tienes para decirnos pero recuerda que siempre con respeto hacia las demás personas :)